Festival Internacional de Benicàssim: Momentos buenos y no tan buenos (o malos directamente)

Estuvimos en la última edición del Festival Internacional de Benicássim (como ya sabéis por nuestra dosis de odio a Major Lazer), compartiendo minutos musicales, cerveza y poli klin con guiris y locales, con un cartelazo encabezado por Muse, The Chemical Brothers, Kendrick Lamar, The Chemical Brothers, Biffy Clyro, Massive Attack, Disclosure y (desgraciadamente) Major Lazer. Porque una crónica de 2.000 palabras es un coñazo para ti y para mi, aquí mi resumen de los mejores y los peores momentos:

Amor

img_6453_28375116026_o

  • El conciertazo de The Chemical Brothers. Serán viejunos y tocarán las mismas de siempre pero saben montar un buen directo. Tienen todos los ingredientes música directa a la yugular en un set bien pensado lleno de temazos ya clásicos y porque es un coñazo ver a gente apretando botones tienen visuales espléndidas y robots para compensar.
  • Soulwax. Otros perros viejos. Música, sin más, Nada de cháchara un espectáculo con banda que se hizo cortísimo, alucinante ver a los tres percusionistas que les acompañaban aporreando pads. Nada menos que Igor Calavera (Sepultura) estaba en uno de los sets.
  • Kero Kero Bonito. Porque no hay suficientes grupos kawaiis en el FIB.
  • El destete de Reykjavikurdaetur reivindicando el derecho a vestir como se quiera, ir desnudas incluso sin por ello ir pidiendo nada. Le pese a quién le pese.
  • Reykjavikurdaetur.
  • El Featuring de Young Fathers en Massive Attack.
  • Massive Attack y sus mensajes políticos cargados de mala leche y humor ¡y en castellano!
  • Los bajos de Massive Attack.
  • Massive Attack.
  • Los Urinate Wall (muros pa’ mear, en cristiano).
  • Que se retrasara el inicio de Kid Simius y poder ver su set prácticamente entero. Lo mola todo.
  • Lo amor que es Zahara sobre el escenario.
  • Cualquier Otra Parte sigue siendo un temazo, cantado por el ghetto español del FIB más,  aunque mataré al próximo DJ de indie que la pinche.
  • Los tapones para los oídos gratis para cuidar el maltratado aparato auditivo.
  • El techno fuerte para chapar el South Beach.
  • La peñita guapa.

Odio

FIB 2016 - Tienda de campaña

  • Los Guiris siguen sin saber lo que es la crema solar.
  • La peña que entra a un concierto tarde y quiere ponerse en primera fila pasando como una manada de ñús.
  • El orín aéreo.
  • La mierda de sonido de la zona South Beach.
  • Los tapones de los oídos solo hacían falta para dormir en el camping.
  • No haber ido más a la carpa de Radio 3.
  • El solape de John Talabot con The Chemical brothers.
  • Los gogós de la playa del South Beach. Como dicen Indies de Pacotilla: ni en los mejores (peores) momentos de la Ruta.
  • Que no consiguiera un globo de unicornio.
  • Los pateos.
  •  Los que les da rabia el destete de las islandesas.
  • Major Lazer, monitores de aerobic multimillonarios.
  • El Ego de Matt Bellamy y lo sobrevalorado que está Muse. Y el pobre cuarto miembro que tenían en las sombras, encadenado y con promesas de darle de comer después de la actuación (no verificadas).
  • Estar viejo e irte a casa antes de que chapen.
  • Las coronas de flores, los brillantitos en la carara y las pegatinas. No son necesarios.
  • Muse solo tocó una hora y cuarenta minuto de las dos que tenían programadas.
  • Los pesados que querían hacerse una foto con Jorge Cremades.
  • Haberse perdido a Dj Shadow.
  • Quedarse sin cerveza.

 

Seguramente me dejo un millón. Si no los recuerdo, no fueron importantes, ¿cuáles son los tuyos? Que se puedan contar, claro.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*